Prevenir mejor que curar

Podríamos decir que aunque no es profesión peligrosa, como todo puesto de trabajo, presenta algunos riesgos que pueden minimizarse si se toman las medidas de prevención necesarias.

Las enfermedades asociadas a esta profesión se dividen en dos grupos, por un lado están las producidas por contacto de sustancias químicas y por otro lado están las relacionadas con las lesiones musculares.

 

  • Las producidas por el contacto de las sustancias químicas (tintes, decoloraciones, permanentes, lacas…) suelen ser: La dermatitis de contacto (erupciones, picores, etc… principal en las manos) y se puede evitar o minimizar su riesgo usando guantes o hidratando la piel. O  las enfermedades respiratorias (asma) que se pueden evitar con la correcta ventilación en el salón.

 

También se ha observado que el cáncer de vejiga tiene una mayor incidencia  entre los peluqueros, esto se debe a los productos cancerigenos que contienen los tintes. Hoy en día, este tipo de productos son prácticamente inexistentes, pero es importante tenerlo en cuenta a la hora de adquirir productos.

Esto significa que hay que cuidar la piel y que estar en un salón con buena ventilación puede hacer que evitemos muchas enfermedades y riesgos para nuestra salud fácilmente evitables.

  • Por otra parte, los musculares suelen ser por problemas circulatorios: Como las varices que están provocadas por estar continuamente de pie. Una medida de prevención es utilizar medias de compresión y cambiando de postura frecuentemente.

También existen  las sobrecargas musculares como las lumbalgias. Para prevenir estas hay que  evitarlas adoptando posturas ergonómicas durante el periodo de trabajo.

Una de las más conocidas es la del tunel carpiano, que se produce por el pinzamiento del nervio mediano en la zona de la muñeca y puede llegar hasta el codo, se produce por movimientos repetitivos como los de las tijeras, esta enfermedad también esta relacionada con el movimiento que hacen los informáticos con el ratón del ordenador y esto se puede evitar:

  1. con la postura correcta de las muñecas.
  2. realizando descansos, relajando las manos y estirando las articulaciones en todas las direcciones.
  3. utilizando muñequeras.

Hacer una serie de estiramientos antes y después de cada tarea ayuda a prevenir estas enfermedades.

La peluquería es una profesión de riesgo como cualquier otra, por lo que es importante minimizar el riesgo de dichas enfermedades tomando las medidas de prevención necesarias.

 

Articulo escrito por Nieves Álvarez e Irene Sanz