Descubre la Taninoplastia

La taninoplastia es un tratamiento capilar para alisar, repara y estructurar el cabello. La diferencia más importante entre este tratamiento y otros es que la taninoplastia es un procedimiento totalmente natural y libre de conservantes químicos.  Su principal componente es vegetal, el tanino.

El Tanino es un polifenol vegetal que proviene de la corteza de arboles como el roble o el castaño, y de algunas frutas no maduras.

En este tratamiento el tanino se encarga de unir las moléculas de los cabellos formando una nueva unión llamada ligación taninica. Con estas nuevas cadenas proteicas se refuerza el colágeno, se hidrata el cabello, se elimina el encrespamiento y lo más importante, se alisa el cabello casi en su totalidad. El resultado final es un cabello liso, brillante y sedoso.

La taninoplastia además del tanino tiene otros muchos componentes que la hacen tan eficaz, por ejemplo, queratina natural hidrolizada, cemento intercelular, proteínas de seda, colágeno biológico y vitaminas B3, B5, B6, entre otros.

El proceso para elaborar la taninoplastia es largo y laborioso. En primer lugar se hace la higiene capilar con el champú especial del propio tratamiento, se dan entre dos y cuatro champunadas. A continuación se debe secar el cabello en su totalidad y acto seguido se aplica la crema alisadora de raíz a puntas por todo el cabello. Una vez cubierto todo con la crema se debe dejar 30 minutos de tiempo de exposición. A continuación se lava de nuevo el cabello con abundante agua y después se seca el cabello de nuevo en su totalidad. Es ahora cuando llega el paso más laborioso, Se debe planchar todo el cabello con una plancha a 220º. Hay que hacer secciones muy finas y pasar la plancha unas 4 o 5 veces por cada mechón. Para finalizar, se pasa de nuevo al lavacabezas y se aplica la mascarilla hidratante durante diez minutos. Una vez aclarada se peina el cabello con normalidad.

Tras el tratamiento hay una serie de pautas que se deben seguir para que sea eficaz. Durante dos días no se deben poner gomas de pelo, ni horquillas, ni cualquier otra cosa que puedan dejar marca. Además no se debe lavar el cabello en las 48 horas posteriores. Durante los siguientes meses se aconseja la utilización del serum y el champú especifico del tratamiento para que dure más tiempo.

La taninoplastia también tiene algunas desventajas. Es un tratamiento de coste bastante elevado, entre 250 y 400€. Otro punto negativo es el tiempo del proceso, dura entre 3 y 4 horas lo que se puede hacer muy pesado. Además puede ser molesto porque el tanino puede provocar picores en la cabeza.

La taninoplastia es  ideal para personas con el cabello encrespado, castigado, sin brillo y reseco, porque lo hidrata y lo nutre. También es muy efectivo para personas que lo tienen sano pero que buscan reducir el volumen porque aporta peso y caída. Y sobre todo es perfecto para aquellas personas que lo tienen rizado u ondulado y lo quieren alisar. La gran mayoría de quienes se lo han realizado han quedado muy satisfechos y afirman que los resultados son los esperados.

 

Articulo escrito por Virginia Arbide